miércoles, diciembre 06, 2006

amigos

... no nos vemos todos los días, ni todos los meses, ni todos los años, pero sé que siempre estarán ahí, en un lugar de mi vida y de mi corazón... les quiero y me quieren... y me encanta... no hace falta hablar todos los días, ni todas las semanas, ni todos los meses, ... pero cuando hablamos, cuando nos vemos, es como si el tiempo no hubiese pasado, es como si el día anterior hubiésemos estado tomando cafés, paseando y charlando de la vida y de sus cosas...

ayer, cuando volví a casa, un paquete encima de mi cama me alegró el día (mi estupidez lo estropeó, pero es otro tema)... era una caja llena de cositas de mis amigas, de Nai y Esti, las otras dos supernenas ;) ... la carta que acompañaba el paquete me emocionó, me puse a llorar como una tonta... todas esas pequeñas cosas eran yo... y lo más emocionante no fueron los regalos, todos preciosos, por cierto, sino el tiempo que alguien ha dedicado a conocerte, a quererte, a pensar en ti, a buscar esas pequeñas cosas que hacen que la vida merezca la pena... porque la vida mola mucho más por ciertas personas, como vosotras, gracias, mil garcias pequeñuelas...

5 Comments:

Blogger amebaboy said...

Qué bien me caes. Me gustaría que fuéramos amigos.

jueves, 07 diciembre, 2006  
Anonymous Anónimo said...

Por eso tus collares me llenan de energía. Cada vez que los veo te imagino eligiendo las cuentas, pensando cómo colocarlas... Por eso me siento tan bien cuando me los pongo.

jueves, 07 diciembre, 2006  
Anonymous ete said...

...mil gracias a ti, little petalo... por hacernos buscar esas pequeñas cosas que hacen que la vida valga la pena ... mil gracias, linda, por querernos y hacer inevitable que te queramos... Otra cosa inevitable... Hay que verse pronto!!!

lunes, 11 diciembre, 2006  
Anonymous Anónimo said...

¿mil garcías?

jueves, 14 diciembre, 2006  
Anonymous Anónimo said...

>> ¿mil garcías?

¡Y los que no ha nombrado!

>> Por eso me siento tan bien cuando me los pongo.

No te imagino yo con collares, a lo Mr T...

viernes, 15 diciembre, 2006  

Publicar un comentario

<< Home